10 usos del bicarbonato en tu propio cuerpo - Remedios antiguos
septiembre 18, 2020

10 usos del bicarbonato en tu propio cuerpo

¿Quién no es súperfan del bicarbonato? Puedes usarlo en una gran cantidad de tareas en casa, pero ¿sabías que también es una solución para aliviar molestias o blanquear los dientes? A simple vista este ingrediente para hacer galletas y tartas puede parecer poca cosa, sin embargo, tiene unos atributos de lo más potentes. Te vas a quedar con la boca abierta al leer todos los usos que le puedes dar al bicarbonato.


Antes de comenzar nuestra lista de aplicaciones, hay que recalcar que el bicarbonato no se debe usar como exfoliante. Utilizar el bicarbonato como exfoliante natural fue un truco muy extendido y popular en Internet, sin embargo, puede causar daños en la piel, como demuestra Future Derm. El bicarbonato tiene un nivel de pH muy elevado que puede alterar los niveles naturales de acidez de tu piel. En este caso, es mejor optar por el azúcar como remedio casero para exfoliar la piel.


Échale un vistazo a los siguientes usos que puedes darle:

  1. Calma el dolor de barriga
    El bicarbonato neutraliza los ácidos (por eso no es recomendable lavarse la cara con él). Si tienes ardor o molestias en el estómago, el bicarbonato de sodio te ayudará a aliviar el dolor. Echa una cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua, y bébelo a sorbitos.
  2. Funciona como desodorante
    Guardar bicarbonato en la nevera ayuda a eliminar los olores de la comida. Este mismo principio se puede aplicar al cuerpo. Mezcla un poco de bicarbonato con agua para crear una pasta. Frótate las axilas y los pies con esta pasta para eliminar los olores.
  3. Quita las astillas
    Echa una cucharada de bicarbonato en agua templada hasta crear una pasta. Extiéndela en la zona donde te has clavado la astilla y deja que se seque. Aplícala dos veces al día durante unos cuantos días. La astilla saldrá a la superficie sin necesidad de sufrir dolor.
  4. Sirve para lavarse el pelo
    Cuando te eches el champú, añade una cucharada de bicarbonato. El bicarbonato ayuda a eliminar los residuos de champú y otros productos para el pelo.
  5. Blanquea los dientes
    Seguramente ya sabes que el bicarbonato es un excelente sustituto de la pasta de dientes (además de ser más barato), pero ¿sabías que también se puede usar para blanquear los dientes? Crea una pasta hecha con una cucharada de bicarbonato y un poco de agua. Una vez a la semana aplica la mezcla en los dientes, déjala actuar unos 5 minutos y luego enjuágate la boca.
  6. Elimina los restos de esmalte de uñas
    Haz una mezcla de agua, peróxido y bicarbonato para eliminar los restos de esmalte. (Medio vaso de agua, 1 cucharadita de peróxido de hidrógeno y 1 cucharada de bicarbonato). Aplica la mezcla sobre las uñas, déjala actuar durante dos minutos y, por último, acláralas con agua. Pon en práctica esta técnica una vez cada dos meses.
  7. Limpia la nariz
    Mezcla un vaso de agua templada con media cucharadita de sal marina fina y media cucharadita de bicarbonato. Usa una jeringuilla sin aguja para limpiar los conductos nasales.
  8. Acaba con las úlceras bucales
    Dile adiós a esas molestas llagas en la boca enjuagándote la boca con esta mezcla de agua y bicarbonato. Enjuágate la boca dos veces al día.
  9. Te ayuda a la hora de hacer ejercicio
    Bebe un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato antes de hacer ejercicio para que te ayude a absorber el ácido láctico y así retrasar el cansancio.
  10. Calma las quemaduras de sol
    Date un baño con agua y un poco de bicarbonato para aliviar el dolor causado por las quemaduras de sol. Echa medio vaso de bicarbonato en una bañera con agua templada y sumérgete en ella para calmar la piel.